12 ene. 2016

Si hace frío, hace frío


¡Hola, hola!

Ahora sí que sí, estamos teniendo unos días de frío, viento y lluvia. Llegan los días en los que importa mucho no pasar frío ni mojarse, y tenemos que dejar un poco de lado el estilo. ¿O no? Creo que los outfit invernales y para días de lluvia son igual de chulos que el resto ¿No os parece? Simplemente hay que hacerse con complementos que sean a la par abrigados y estilosos.

Vamos allá.

Abrigo: Pull&Bear
El outfit de hoy está compuesto por básicos, porque cuando hace frío lo importante es estar calentita. Con unos vaqueros y el típico jersey gordito de ochos tenemos un estilismo más que apañado. Además, si vais a estar todo el día en la calle, ni se os va a ver qué lleváis debajo del abrigo. Yo soy de abrigo largo, con capucha y un buen forro. Es un abrigo típico que podemos ver cada año en las tiendas. Es lo que siempre he usado, porque en mi ciudad no hace frío, hace congelación.

Jersey: Stradivarius
Y ahora vamos con los complementos. Me encanta todo lo que tiene que ver con el invierno: gorros, bufandas, guantes, orejeras, manoplas... No hay límites. Además, soy una adicta de los guantes, aunque suelen ser carillos. Por eso aprovecho en las rebajas a darme una vuelta por El Corte Inglés, donde podemos encontrar mucha variedad y estilo en guantes. Yo en este caso le he querido dar al estilismo un toque más masculino con el gorro. Para un outfit más lady, optad por boinas de estilo francés o gorros con orejitas (me encantan).

Gorro: Primark Hombre
Guantes: El Corte Inglés
Y para los días de lluvia y frío no puede faltar un calzado adecuado. Vamos a dejar un poco de lado los zapatos con calcetines y los vaqueros por encima del tobillo. Si hace frío, hace frío. Este año por fin me decidí a comprarme unas botas de agua. Siempre me han entusiasmado las Hunter: todas las chicas las tenían, las bloggers las lucían como si fueran el complemento más chic del mundo (¡incluso en primavera!), estaban en todas las tiendas... Total, que yo también las quería, para que os voy a mentir. El año pasado, fui toda decidida a El Corte Inglés a probarme las famosas botas de agua. La gran decepción vino cuando, ya con las botas en los pies, me miro en el espejo y me veo fatal. No me parecieron nada cómodas, ni estéticas. De hecho, hacían una arruguita en el tobillo a la que no podía dejar de mirar. Vamos, que las odié, por quedarme mal más que nada.

Volviendo a este año, las Hunter me volvieron a llamar, pero mi madre me recordó mi infortunio con estas botas, e intenté evitar la tentación. Las botas de Havaianas siempre me han llamado la atención por la variedad de colores y modelos. Y como las quería ver en persona me acerqué a la tienda que tienen en Madrid. Y fue un jarro de agua fría, porque la tienda es chiquitita y tienen chanclas más que nada. Así que muy desanimada las descarté.

Mi odisea con las botas de agua me llevaron a buscar diferentes marcas, y a ver opiniones. Así fue como llegué a la opción que hasta el momento más me atraía: botas de agua de Hispanitas. Marca española, clavadas a las Hunter, bien de precio, disponible en El Corte Inglés... Vamos, que allí me presenté para comprar por fin mis primeras botas de agua. Pero cuando llegué, el stand de Hispanitas estaba arrasado. No quedaba nada. Las rebajas, claro. Bueno, queda Internet y si no me quedan bien las devuelvo y listo.

Pero un día, dando una vuelta por un centro comercial cualquiera, pasé por delante de Shoes Piel, y pensé que no perdía nada por echar un vistazo. Y aquí fue donde encontré las botas de agua más cómodas que me he probado: no hacen arruguitas raras, se me ajustan al tobillo (así que no llevo el pie al aire), no son nada frías, y son iguales en apariencia que las Hunter. Y lo mejor de todo, a un precio que estoy más que dispuesta a pagar. Estas son:

Botas de agua: Shoes Piel

La mejor compra de las rebajas, sin duda alguna. Quedan genial con calcetines largos, con calentadores, con pantalón, con falda... Ya veis que no hace falta mucho para pasar un día entero por ahí aunque haga frío, llueva o truene. Y sin olvidarnos del estilo, porque los que dicen que las Hunter o cualquier marca son como las botas con las que se trabaja en el campo no se enteran de nada. Ante todo, creo que una prenda de trabajo es una prenda de trabajo. Y el mismo tipo de prenda se puede confeccionar o combinar para darle un toque de vestir, de calle. Esto es moda. Un albañil no se pondría un mono comprado en H&M ¿verdad? Pues eso, la moda también adapta elementos populares. Y como siempre digo, para el estilo no hay límites, la inspiración puede estar en cualquier parte.

 
 

Y hasta aquí el post de hoy. Abrigaos mucho, y cuidadín con las rebajas, que hay que dejar algo para la nueva colección.

¡Saludos estilosos!

J.

4 comentarios:

  1. Totally in love with this outfit! You look so cool and cosy
    kisses

    ResponderEliminar
  2. qué guapa que estás, me gusta mucho como has combinado las piezas :D
    y el lugar de las fotos es ideal
    http://diannetho.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! La verdad es que es una suerte poder disfrutar de un poco de verde en la ciudad. Un saludo!!

      Eliminar

Muchas gracias por vuestros comentarios
¡Los disfruto como una enana!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...