10 nov. 2015

Outfit para los primeros fríos del otoño: superposición de prendas


¡Hola!

Ahora que ha llegado el otoño y tenemos que hacer el cambio de armario, parece que me cuesta pensar en qué ponerme. Después de todo el verano de calor, compras de ropa veraniega, y miles de posibilidades para elegir un estilismo, el frío nos frena un poco a la hora de elegir ropa cómoda, estilosa y calentita. Por eso hoy os traigo un outfit basado en la superposición de prendas. Como persona que se está iniciando en la moda y el estilo, para mí ha sido todo un descubrimiento. Os dejo mi propuesta para que no pasemos frío en otoño y sigamos yendo igual de estilos@s.

Para empezar, la superposición de prendas no es el típico truco de ponerse cincuenta capas y parecer una cebolla. La clave está en que siempre se vea o disimule la capa inferior. Por eso es importante que juguemos con las texturas y los colores, sin pasarnos. Yo esta vez he optado por colores que se complementen, todos dentro de la misma tonalidad, para obtener un look uniforme y equilibrado.


Como veis no he utilizado colores chillones, ni capas muy gruesas. Es mejor que las capas inferiores sean delgaditas y luego si queremos al final del todo nos podemos poner un jersey algo más grueso. Si todas las capas fueran gruesas, pareceríamos una cebolla enorme, y aumentaríamos visualmente nuestro volumen.


Como no hacía frío en exceso, empecé con una camiseta interior negra sin mangas. Luego añadí una camiseta de manga larga básica con textura diferente y el cuello en pico. Es fundamental que cuando superpongamos prendas se vea la de abajo. Y encima un chaleco largo, que permite ver las mangas de la camiseta. Los chalecos son nuestros mejores aliados en la superposición de prendas, porque generan movimiento sin recargar de volumen. Además, este chaleco en concreto es bastante amplio como para ponerse un jersey algo más grueso, así que nos sirve también para días más fríos.



Para acabar, añadí una bufanda de rayas azules y negras. Quería rebajar el estilismo, y darle un toque de color al conjunto. Los fulares y las bufandas también es un básico que os recomiendo que tengáis en vuestros armarios. Son accesorios que nos permiten darle un valor añadido a un outfit y nos protegen del frío.



Por supuesto, podemos añadir accesorios como pulseras o colgantes. Yo en este caso quería un look minimalista, donde los colores de cada capa fueran los protagonistas. Podéis mezclar distintas texturas, grosores, colores, longitudes de prendas y mangas, etc. Os recomiendo que para empezar no elijáis colores muy llamativos, pero si os gusta lo que veis, lanzaos. Creo que hay que dejarse guiar por el instinto, y ante todo sentirnos cómodos.

Y hasta aquí el outfit de hoy. Espero poder compartir pronto nuevos nailart, porque por fin me he traído mis herramientas uñiles a mi nueva casa.

Nos vemos en el blog.

¡Saludos, fashion-adictos!

J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por vuestros comentarios
¡Los disfruto como una enana!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...