27 sept. 2015

¿Ropa barata y estilosa? Mi experiencia comprando en SheIn

¡Hola!

Está semana he estado muy ocupada con diferentes proyectos en los que me he metido. Ya sabéis, hay etapas en las que no tenemos nada que hacer y otras en las que de repente se junta todo. Lo peor de esto es tener que rechazar algunas oportunidades que se presentan. Cómo lo odio... Y piensas, ¡la semana pasada no tenía nada!

Pero bueno, volviendo a lo que os quería contar hoy. Aprovechando que estoy preparando un nuevo pedido en SheIn, quería comentaros mi experiencia con esta página de ropa femenina. Ya os di algunos consejos generales sobre las compras por Internet. Podéis consultarlos en este post.

Primero os voy a contar las partes negativas que para mí tiene la página:
  • El buscador. A veces estamos buscando algo en concreto, por eso es importante que las páginas tengan este instrumento. Lo que pasa con SheIn es que si tecleamos por ejemplo "abrigo rosa", las cuatro primeras opciones puede que se ajusten, y a partir de ahí nos ofrecen una lista de prendas que no son abrigos y que son rosas, o que no son rosas pero sí abrigos. Y no tiene final la lista. Obtenemos páginas y páginas de resultados con prendas que ni son abrigos ni son rosas. Esto puede resultar frustrante, y dificulta encontrar la prenda que queremos.
  • Algunas prendas no tienen el grosor que imaginamos. Esto es algo que tenéis que tener en cuenta en abrigos, blazer o gabardinas. En las fotos a veces parece que la prenda tiene un grosor, pero luego resulta que es muy fino. Los comentarios os ayudarán a ver esto. Mucha gente dice: "tiene el grosor de una camisa". Si es lo que buscabais, pues perfecto, pero si no, es mejor saberlo de antemano.
  • Algunas prendas no tienen forro. Lo mismo que comentábamos en cuanto al grosor. Hay prendas que no tienen forro, sino que es la tela y ya. Obviamente me refiero a la ropa que se supone que ha de tener forro... Esto no tiene importancia si lo sabemos antes, pero si esperamos una prenda con cierto grosor y empaque, pues nos llevaremos una decepción. Hace unos meses me compré un kimono y tenía forro y unos acabados impecables. Era lo que quería para el otoño. Quiero decir que hay de todo.
  • Malos acabados. La prenda que compréis puede tener malos acabados y remates mal hechos. Me compré un cardigan que me encanta y que tengo muchas ganas de estrenar. Sin embargo, los remates de los hombros son irregulares. Para mí es una tara de la prenda, pero bueno, con el pelo no se ve demasiado y puedo utilizarlo :) Para identificar esto, lo mejor es fijarnos en las fotos. Yo he descartado varias prendas por verlas con malos acabados en vídeos o fotos. Es que soy un poco quisquillosa con eso.
  • Mal olor en las prendas. En el último pedido que hice a SheIn me llegaron dos prendas que olían mal. Era un olor como a humedad, a guardado. Como la ropa que se ha quedado mucho tiempo en el armario. Bueno, la ropa se lava y ya está, pero en general cuando me compro ropa me gusta que huela a nueva.
Y pensaréis, ¡qué de cosas malas! A pesar de todo, disfruto comprando en SheIn porque podemos encontrar ropa que no vemos en ningún sitio. Por eso, ahora os nombro las cosas positivas de esta tienda online:
  • Precios bajos. Creo que esto es lo mejor que tiene la tienda. Podemos hacernos con un fondo de armario con un presupuesto ajustado. Y la ropa da el pego. Creo que esto es lo más importante, prendas que a pesar de ser baratas no desprendan ese tufo a prenda de baratillo, de mala calidad. Es decir, ropa que dé el pego. Y esto nos lo ofrece SheIn con creces. No con todo, pero sí con mucho.
  • Fidelización de sus compradoras. Tienen un nuevo sistema para premiar a las compradoras que más gastan. De momento no me ha quedado muy claro el funcionamiento, pero en las siguientes compras, si me entero os lo cuento ;)
  • Descuentos continuos. Aparte de enviar descuentos adicionales a vuestro correo si os habéis registrado, tienen descuentos especiales cada poco tiempo. Esto no sé si es bueno o malo, porque si tenéis poca fuerza de voluntad será un castigo...
  • Ropa de calidad y con estilo. El estilo de ropa que tienen en SheIn me encanta, porque es muy callejero y estiloso. Es ropa para el día a día con un valor añadido de elegancia. Si me dejaran me pediría uno de cada.
  • La galería de estilos. Es otra manera de llevarnos puntos y descuentos, además de servirnos para echar un vistazo a los estilos de otras personas. Puede resultar muy inspirador, y las fotos siempre ayudan.
  • Se puede pagar con PayPal.       
Los pedidos que he hecho a SheIn siempre me han llegado bastante pronto, en 15 días aproximadamente o antes. Ha habido ropa que me ha enamorado, y otra que no me ha gustado tanto. De mi próximo pedido os enseñaré las prendas y prepararé algún outfit.

Quería recordaros que SheIn es de esas páginas en las que nos sale mejor si hacemos la compra en dólares estadounidenses. Si no sois de España, comprobad siempre cómo os sale mejor cambiando la moneda.

Espero que mi experiencia os haya servido para comprar de manera inteligente en determinadas páginas. Que los aspectos negativos que os he dicho no os tiren para atrás. Ahora que los conocéis sabéis a qué ateneros. La verdad es que SheIn se puede definir como estilo a buen precio, y espero seguir encontrándome con ropa de buena calidad.

Por último os quería decir que si queréis ya podéis seguirme en Twitter, donde compartiré avances de lo que voy a publicar en el blog.

Nos vemos en el siguiente post

J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por vuestros comentarios
¡Los disfruto como una enana!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...